fbpx UA-78164661-1

EL CLIMA Y EL CAFÉ

26.03.2020

Hay un sin número de factores que determinan las propiedades del café, su aroma, sabor y sobre todo su calidad, entre estos tenemos algunos como las condiciones del suelo, el clima y la altura que son unos de los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de establecer los cultivos. Por eso en la actualidad es tan importante conocer las condiciones climáticas que se tienen en el terreno y poder tomar decisiones sobre que adecuaciones realizar en base a estas.

A continuación vamos a enumerar algunos factores a tener en cuenta y el porque son necesarios.

Altura: La altura apropiada para cultivar café se encuentra entre los 900 y 1600 metros sobre el nivel del mar aproximadamente, pese a algunas excepciones. Esto es debido a que si se cultiva a menor altura, se tienen mayores costos por la reducción en la calidad de los granos de café. Mientras que si se cultiva a alturas mayores de las recomendadas se produce un menor crecimiento de las plantas.

Lluvia: La planta necesita de agua para poder vivir, para ella es algo necesario que sea regada, pero si esto se hace en cantidades mayores a lo que se requiere, puede llegar a ser perjudicial, para esto es recomendable que se tengan precipitaciones que vayan desde los 1000 a los 3000 milímetros anuales. Pero si no controlamos la humedad que se tiene, se van a generar hongos.

Temperatura: Se busca que este en un rango entre los 17 y 26ºC. Ya que si esta es menor a 16º pueden llegar a quemar los brotes, ya que no están adecuados a las condiciones climáticas frías, mientras que, si la temperatura pasa los 27º grados, va a deshidratarse la planta. Además esta condición también es necesario monitorearla cuando empieza la etapa de secado ya que si se sobrepasan los 50º el embrión al interior del grano de café tiende a morir disminuyendo la calidad de este.

Vientos: Este tema a pesar de no ser de los más drásticos también es necesario tenerlo controlado, ya que si sobrepasamos las velocidades de 30 km/h puede llegar a generar daños en la planta derribando tanto los frutos como los hojas y generando pérdidas económicas.

Humedad: Es un factor relevante y va de la mano de las precipitaciones. Si es mayor a 90% hay riesgo de que la planta se infecte de hongos. Por ello, se recomienda que el ambiente tenga entre un 65 y 90% de humedad. También se debe tener en cuenta esta variable cuando se seca el café ya que si no se hace un adecuado proceso y la humedad aumenta por encima del 90º este se va a rehumedecer causando manchas y daños que se verán reflejadas en la calidad final del producto. Por estas razones se deben tener presentes las condiciones climáticas. Esto brinda una oportunidad que permite entender cómo cuidar, prever y actuar cuando las condiciones actuales se salen de control.

Andrés Novoa
Ingeniero de TI

Comment
0

Leave a reply

D